home
velocidad absurda
ficción inmobiliaria 2
claudia claremi
archivo
-- claudia claremi
-- desengaño
-- mírame mirón
-- todas las manos
-- salitre 22
-- valor estimado
-- altas
 

Libro dividido en tres actos.
El primero (Deseo) y el último (Desengaño) se componen de una serie de fotografías que documentan una recogida y entrega de regalos. El segundo acto (Engaño) es una recopilación de correos electrónicos de mi padre recibidos en mi cuenta y previos a las acciones.
Decidí ceder los regalos navideños de empresa, que mi padre me pidió que recogiera en su nombre, a una prostituta veterana de la calle Desengaño.
El objetivo de esta acción fue realizar un acto simbólico que englobara un doble regalo para destapar un engaño.
Por un lado, una cesta de Navidad como obsequio a una persona cuya actividad laboral está fuera de los hábitos empresariales y representa el lado oculto del comportamiento vital de mi padre.
Y, por otro, un libro que recoge las tres fases de mi intervención: Deseo, Engaño y Desengaño.

Acto primero: Deseo

Se inicia con el contrato a una prostituta en el cual acepta una cesta de Navidad y un billete de lotería así como acompañarme a recoger los obsequios a las oficinas correspondientes y devolverme la caja vacía.
Una serie de fotos documentan nuestro recorrido, que finaliza con la apertura de la caja en su casa de la calle Desengaño.
El capítulo se cierra con la consulta de los resultados de la lotería de Navidad.

Acto segundo: Engaño

Recopilación de correos electrónicos recibidos en mi cuenta entre abril y diciembre de 2009, presentados por orden cronológico descendente.
En esta secuencia se alternan e-mails escritos por mi padre en tono «amistoso» con otros reenviados cuyos contenidos son la correspondencia entre él y sus amantes.

Acto tercero: Desengaño

Secuencia de doce fotografías en la que se muestra el proceso de «desengaño».
Las primeras ilustran la introducción del libro Desengaño en la caja original del primer regalo (la cesta de Navidad) y el resto, su traslado hasta ser depositada sobre el escritorio en casa de mi padre.